Para quienes crean que los bandoleros sólo sabían manejar el trabuco y la navaja.