Una persona muy conocida por todos en Ronda y de quien poco se sabe, es aquella señora mayor que en los 90 iba vendiendo paquetes de tabaco y llaveros por el centro de la ciudad a la voz de “¡Fortuna, Winston, Ducado!” o “¡Llaveros, llaveros!”.

Es vox pópuli que esta mujer disponía de tanto dinero como para vivir cómodamente y no llegar al extremo de lo que hacía. Pero que desgraciadamente su enfermedad le empujó a actuar de esta forma.

Se sabe que era hermana de quien se conocía como Pepita “La Llorona”. Dueña de la antigua tienda de porcenalas y decoración que había en la esquina de calle Sevilla con La Bola, por aquel entonces.

Poco más podemos decir de quien era tan conocida como desconocida por todos.

Nuestros respetos a la familia.

D.E.P.

Foto compartida por Antonio Vázquez Rosado.